Su seguridad bancaria en la punta de los dedos

Posted by TODO1 on Aug 22, 2019 11:46:06 AM

La biometría del comportamiento promete mejorar la experiencia de usuario de los bancos al reemplazar las contraseñas por una huella digital, el iris de los ojos o hasta los latidos del corazón.

La biometría del comportamiento representará una de las principales fuentes de ganancias de los bancos en los próximos años al reducir los costos por fraude y mejorar la experiencia de los usuarios. Estamos hablando de las características físicas o biológicas que se pueden usar para identificar a las personas. Es posible, por ejemplo, cambiar la clave de acceso de los usuarios por la huella digital, el iris de los ojos, la cara o incluso las pulsaciones del corazón, todas señales únicas que diferencian una persona de otra.

Pero no solo son las características biológicas sino el comportamiento mismo de un usuario. “La forma en que un usuario agarra su teléfono o la presión que aplica en el dedo al poner su huella también son características únicas de un usuario que se pueden usar para identificarlo”, dice Edmundo Fariñas, vicepresidente de seguridad de información corporativa de TODO1, firma especializada en soluciones digitales para el sector financiero.

El potencial de la biometría del comportamiento para mejorar el negocio de los bancos es enorme y las firmas financieras ya están entrando en la carrera por adoptarla. Según la empresa de investigación de mercado con sede en Londres Research and Markets, para finales de 2020 cerca de 1.900 millones de clientes bancarios a nivel global estarán usando la biometría en transacciones como el uso de cajeros automáticos o el acceso digital a sus cuentas. Según la firma, para el año 2023 esta tecnología generará ingresos de unos 4.800 millones de dólares para las compañías que participen en el uso de sistemas biométricos.

Según Julián Castro, consultor sénior de preventas de TODO1, la biometría del comportamiento tiene un impacto sobre los ingresos por dos vías principales.

Por un lado, la posibilidad de que un cliente bancario utilice su huella digital, su rostro o el iris de sus ojos para autenticar el ingreso a una cuenta o servicio bancario representa una enorme mejora en la experiencia del usuario, que dejará de tener problemas con el olvido de sus claves de acceso, y los bancos podrán venderle servicios con mayor facilidad.

Por otra parte, también disminuirá los costos que tienen que enfrentar los bancos por el fraude que se produce cuando piratas informáticos toman el control de cuentas para realizar todo tipo de transacciones fraudulentas.

Según Fariñas, que cita un informe de diciembre de 2018 de la firma de investigación de mercado Gartner, se proyecta que para el año 2022 las empresas de negocios digitales que mejoren la experiencia de los usuarios tendrán un aumento del 20% en sus ingresos.

La biometría del comportamiento es una tecnología que mejora la experiencia de los usuarios bancarios, no solo porque ya no tienen que ingresar claves de acceso que se olvidan fácilmente sino también porque los bancos van a autenticarlos sin que ellos se den cuenta, solo por sus comportamientos y características biológicas. Esto, dice Fariñas, “facilita el negocio de los bancos y se eliminan fricciones en la interacción de los clientes con sus bancos”.

 

Todos mirando a India

El surgimiento del interés en la biometría ha hecho que todas las miradas se posen en India, donde se ha aplicado esta tecnología de forma exitosa. La iniciativa gubernamental Aadhaar, que significa cimientos en varias lenguas indias, es el mayor programa de identidad biométrica del mundo. Desde su lanzamiento en 2009, Aadhaar ha registrado a cerca de 1.200 millones de ciudadanos y residentes indios (cerca del 15% de la población mundial), incluyendo más del 99% de los adultos del país. Cada usuario de Aadhaar recibe un número de identificación de 12 dígitos y envía su foto y datos biométricos, como huellas digitales o escaneo del iris.

Aunque el programa fue originalmente diseñado para mitigar el fraude, el desperdicio y el abuso en los programas de prestaciones sociales, la iniciativa ha crecido y ahora tiene impacto en diversos aspectos de la vida cotidiana, como las transacciones bancarias y la activación de teléfonos celulares.

Sin embargo, Aadhaar también ofrece un gran potencial para el sector privado. De acuerdo con el Servicio Administrativo de India (IAS, por sus siglas en inglés), la próxima ola de innovación vendrá del sector privado cuando las empresas empiecen a usar Aadhaar como plataforma para desarrollar aplicaciones. El sistema incluye una interfaz de programación abierta que le permitirá a las empresas desarrollar servicios y aplicaciones basados en identificación biométrica.

Uno de los primeros ejemplos es Tez, una aplicación desarrollada por Google que permite a los usuarios de India enviar pagos digitales instantáneos. La aplicación, desarrollada en 2017, captó 5 millones de usuarios solo en las primeras cinco semanas de operación y, según datos a septiembre de 2018, Tez contaba con cerca de 25 millones de usuarios activos al mes.

Tez, cuya marca fue luego modificada a Google Pay, funciona descargando una aplicación a un teléfono inteligente o dispositivo que luego se conecta con la cuenta bancaria del usuario para convertirse en un medio de pago seguro al que solo se accede por métodos biométricos como la huella digital.

 

Riesgos futuros

Los sistemas biométricos, sin embargo, no son infalibles y enfrentarán sus propios desafíos de seguridad.

De acuerdo con Fariñas, si a uno le roban la tarjeta de crédito, es posible desactivarla y emitir una nueva. “Pero si le roban la huella digital, no hay forma de hacer borrón y cuenta nueva”, asevera. Aunque las medidas de protección biométrica son muy buenas, “a largo plazo esos datos van a ser vulnerados”.

Topics: Seguridad

Subscribe Here!

Recent Posts