Las finanzas personales, un nuevo motor de ganancias para los bancos

Posted by TODO1 on Sep 23, 2019 3:55:44 PM

Las aplicaciones de finanzas personales permiten a los bancos conocer más a fondo los hábitos de sus clientes y ofrecerles productos que se ajusten a sus circunstancias.

La relación entre un banco y sus clientes se está trasladando desde una sucursal a dispositivos móviles como un teléfono inteligente, lo que genera nuevas oportunidades para la gestión de las finanzas personales.

Las aplicaciones de administración de finanzas personales son herramientas muy eficientes para los bancos porque les permiten conocer mejor los hábitos de sus clientes y ofrecerles más servicios o productos financieros, ya sean del propio banco o de empresas asociadas.

“Saber más del cliente es lo que se denomina enriquecimiento de la data de los movimientos financieros y es algo que puede ser muy valioso para el negocio de un banco”, dice Julián Castro, consultor sénior de preventas de TODO1, empresa de servicios digitales para el sector financiero con sede en Miami.

La aplicación que provee TODO1 a sus clientes financieros permite que los usuarios de servicios bancarios administren mejor sus finanzas a través de un algoritmo que identifica los ingresos y gastos de un cliente y de inmediato puede ayudarle a clasificarlos. La aplicación organiza los ingresos y gastos de un usuario según diferentes categorías, como alimentos, educación, vivienda y transporte. Con el tiempo el usuario tendrá una mejor idea de en qué se gasta el dinero y qué puede hacer si necesita reducir un rubro para incentivar otro o elevar su capacidad de ahorro. Pero el cliente o usuario de la aplicación no necesariamente se da cuenta. Es una función que está incorporada en la aplicación y se activa cuando el cliente/usuario entra a su cuenta.

 

Motor de ingresos

Las aplicaciones de finanzas personales son claros motores de crecimiento del negocio de los bancos por dos vías fundamentales, dice Castro.

Por un lado, hacen que el banco pueda conocer mejor a sus clientes y así aumentar la venta de ciertos servicios y productos. “La aplicación de finanzas personales le va a permitir al banco saber cuándo un cliente cambia sus patrones de gasto. Por ejemplo, el cliente empezó a comprar artículos para bebé y se puede concluir que hay un cambio familiar importante en la vida de un cliente, y el banco puede ofrecer en consecuencia otros productos financieros que respondan a esa situación, como una hipoteca para la compra de vivienda o quizá un seguro de vida”, dice Castro. “Conocer mejor los clientes aumenta la tasa de éxito del banco al promocionar sus productos”.
La segunda vía de generación de ingresos para los bancos también se logra por el mayor conocimiento de los clientes, pero por la venta cruzada de otros productos de posibles aliados de negocios de los bancos. Según Castro, el banco puede identificar que el cliente realiza compras en determinados comercios o ciertos productos y esto puede ser una oportunidad de negocio para otra empresa que puede utilizar tales datos. Esta información, que es propiedad del banco, puede ser una fuente adicional de ingresos para el banco, ya que la puede vender para que terceros la usen para promocionar otros productos y servicios.

En mercados desarrollados, como Europa o Estados Unidos, se han producido casos claros de cómo las soluciones de gestión de finanzas personales (PFM, por sus siglas en inglés) tienen un impacto directo en las ganancias del banco.

Strands, una firma global de soluciones digitales y desarrollo de software para instituciones financieras, realizó una revisión de diferentes estudios de firmas de consultoría como Forrester y Aite Group y concluyó que las PFM aumentan la satisfacción del cliente, mejoran la retención y lealtad del cliente con su banco y generan oportunidades de generación directa y cruzada de ingresos. Los usuarios de PFM adquieren más productos financieros y de mayor valor, a la vez que aumentan sus depósitos en el banco, según el informe.

Los clientes que usan soluciones de PFM han ayudado a bancos de la envergadura de BBVA, Barclays, Bank of Montreal, ING Netherlands y ABN AMRO, entre otros, a incrementar su número total de cuentas (corriente, de ahorros y tarjetas de crédito) en un promedio de un 19,4% más que los clientes que no usan PFM, según el estudio de Strands. En general, el ingreso que genera un cliente con PFM aumenta 5,5 veces más rápido que el de un cliente que no utiliza estas aplicaciones, dice Strands.  

 

¿Cómo funciona?

La PFM de TODO1 es, según Castro, un algoritmo que se incorpora en la aplicación de un banco. El usuario no necesariamente lo nota, pero cuando entra a su banco a través de la aplicación de su teléfono inteligente, la PFM de TODO 1 va a analizar los ingresos y gastos del cliente tanto para ayudarle a organizar mejor sus finanzas como para darle al banco ideas de cómo mejorar su servicio y vender más productos de forma directa o cruzada.

Las PFM de hoy van de la mano con los adelantos de la inteligencia artificial (IA). Según el experto de TODO1, cuando el banco identifica ciertas necesidades específicas de un cliente, puede complementar la ayuda al darle ideas concretas de cómo resolver un problema o permitiéndole interactuar con un robot que responderá preguntas básicas sobre sus cuentas y sobre cómo administrar mejor sus finanzas.

 

Los bancos no están solos

El mundo de las aplicaciones ha generado una gran oleada de emprendimiento a través de la creación de negocios para suplir las necesidades de los clientes financieros. Las empresas de tecnología financiera, conocidas como fintech, se están multiplicando en América Latina y la gran mayoría de ellas desarrollan servicios financieros digitales.

En América Latina se identificaron 1.166 emprendimientos fintech durante 2018, un alza del 66% frente al año previo, según un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Cerca del 7,7% de ese total se dedica a crear soluciones de finanzas personales, pero el resto se enfoca en otras áreas de las finanzas, como pagos y remesas, préstamos, gestión de finanzas empresariales y otras soluciones tecnológicas para negocios.

Por otro lado, la actividad de las fintech es un verdadero imán del capital de riesgo.

Según el informe del BID el sector fintech representa el 25% de las inversiones de capital de riesgo en tecnología de la información (TI) en América Latina.

La inversión en empresas fintech en la región ronda los 500 millones de dólares en los últimos dos años y puede sobrepasar los 20.000 millones de dólares a nivel global en el mismo período, indica Andrés Fontao, director y socio de Finnovista, firma de investigación y promoción de empresas fintech en América Latina.

Topics: Tendencias

Subscribe Here!

Recent Posts