La banca abierta o la ‘apificación’ de los servicios

Posted by TODO1 on Feb 12, 2019 10:19:58 AM

Imagine que se sobregira constantemente en su cuenta corriente y tiene que estar pagando costosos cargos. Entonces, busca en internet alguna compañía autorizada que le ayude a manejar sus gastos, descarga la aplicación y le otorga su consentimiento para que acceda a su información bancaria, al mismo tiempo que autoriza a su banco a dársela de manera segura. A través de la aplicación, dicha compañía le da consejos sobre cómo gestionar sus finanzas y le sugiere otras cuentas bancarias que ofrecen condiciones más convenientes si se sobregira a menudo. Usted decide cambiar de cuenta.

Esto, y mucho más, es parte de la promesa del open banking, o banca abierta. “Los usuarios son dueños de sus datos y tienen el poder de decidir con quién, cuándo y cómo comparten su información”, dicen Raúl García y Ankit Sharma, de PwC México para Forbes México

Esto se hace a través de las interfaces de programación de aplicaciones (API, por sus siglas en inglés), que son un conjunto de requisitos que rigen la manera en que una aplicación puede comunicarse e interactuar con otra. La API abierta permite a la entidad redirigir con cierta flexibilidad los datos del cliente a los dispositivos y las aplicaciones que este prefiera usar, sean del propio banco o de terceros.

19 T1_Banca_Abierta_Apificacion_03[1][1]Un aspecto crucial es la seguridad. Un error común es confundir open banking con el hecho de que un banco disponga públicamente de toda la información de sus clientes. No es así. Lo que se abre es la API, el acceso a los datos privados solo se otorga con la autorización de su propietario, y además está sujeto a estándares técnicos y de seguridad.

Los bancos están usando el open banking como una herramienta competitiva para asociarse con las empresas de tecnología financiera, o fintechs, y satisfacer mejor las necesidades de sus clientes de banca personal y empresarial, ya que las firmas de tecnología financiera ofrecen soluciones hechas a la medida del cliente. Igualmente, los bancos pueden enfocar sus recursos en su modelo central de negocios y en sus actividades más rentables.

América Latina

“En Latinoamérica vemos que los bancos están trabajando en preparar su infraestructura de core bancario en términos de volver ‘apificados’ sus servicios”, dice Santiago Vargas, gerente de innovación de productos de TODO1, empresa de servicios digitales para el sector financiero con sede en Miami. “Igualmente, están explorando cómo adicionar capas de gestión de API que les garantice control y seguridad con respecto a los terceros que en un futuro vayan a utilizarlas”.

Uno de los factores que ejerce presión sobre los bancos tradicionales y fomenta la adopción del modelo de banca abierta es la llegada de los llamados neobancos, es decir, bancos 100% digitales, dice el ejecutivo.

El próximo paso es la regulación de la banca abierta. “Considero que en Latinoamérica ya no se habla de si va a llegar o no la regulación de open banking, sino de cuándo llegará y en qué términos, para lo cual los bancos están monitoreando de cerca lo que está ocurriendo en Europa y Asia. Por ahora se exploran escenarios planteando las perspectivas en el corto, mediano y largo plazo”, añade Vargas.

Quiero contactar a un experto TODO1

México ya aprobó la llamada Ley FinTech, que obliga a las instituciones financieras a establecer interfaces de programación de aplicaciones informáticas estandarizadas que posibiliten la conectividad y acceso de terceros a la información de sus clientes.

Los pioneros de la regulación de la banca abierta y la adopción de las API han sido el Reino Unido, con la publicación en 2016 del Open Banking Standard, y la Unión Europea, con la II Directiva Europea de Servicios de Pago (PSD2, por sus siglas en inglés).

En Estados Unidos no existe regulación obligatoria para que las entidades bancarias adopten el modelo de banca abierta. No obstante, la competencia está impulsando a que los bancos abran sus API, lo que da lugar a una proliferación de portales bancarios en los que terceros pueden acceder a ellas.

“El modelo de banca abierta ofrece a los bancos la oportunidad de mantener e incrementar su base de clientes mediante la incorporación de diversidad de servicios de terceros con los que personalizar y hacer única su propuesta de valor”, dice Anirban Bose, responsable mundial de banca y mercados de capital de la consultora de tecnología Capgemini. “Los bancos que no aborden la tendencia open banking de manera estratégica y no se posicionen corren el peligro de perder su papel de intermediarios con el cliente”.

Topics: Tendencias

Subscribe Here!

Recent Posts